Fabricantes alertan del uso de gases «ecológicos» inflamables en refrigeración y climatización